Image default
AGENDA DE GÉNERO Mujer con Propósito Noti-Mujer

Prioridad de Vida #1- Cómo me relaciono con Dios

Quien te diseñó, te pensó muy bien. Se tomó el tiempo para crear tu historia y para dejarte un manual para tu buen funcionamiento: “El manual del fabricante”.

Por: Dora Ortiz de Olivas/Terapeuta Familiar/Conferencista

El rey David, padre del rey más sabio que ha existido sobre la tierra, Salomón, escribió una nota maravillosa dirigida a su diseñador hace miles de años y que tiene su vigencia hasta el día de hoy la cual dice así: “​​​​​​Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. No fue encubierto de ti mi cuerpo. En lo oculto fui formado y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas sin faltar una de ellas”.

En otras palabras David estaba reconociendo a su hacedor; a su fabricante. Y al decirle esas palabras estaba dándole honra. Traía muy bien tatuada su marca como hijo de Dios, tanto así que el mismo Dios lo llamó “Un varón conforme a su corazón”.

Al mismo Salomón cuando fue escogido para subir al trono, su diseñador le dijo: “Pídeme lo que quieras y te lo daré”; a lo que Salomón contestó: “Dame sabiduría para gobernar este pueblo que es muy grande”. Y por esta petición Dios no sólo le dio lo que pidió, sino también Fama, Riqueza y Poder. Hoy en día esto es por lo que el ser humano se afana y hace lo imposible por conseguirlo y se olvida que pedir sabiduría trae todo esto como regalo. La sabiduría de nuestro diseñador es lo más valioso que una persona puede adquirir y esto se consigue aprendiendo a relacionarnos con él.

Hay mucho qué aprender al respecto, conocemos de Dios pero pocos realmente conocen a Dios. Tener una relación con alguien que no ven en persona les parece locura.

Nuestro hacedor nos creó para convivir en familia; para platicar con nosotros; para mantener una relación estrecha con su creación. Creó seres que pudieran pensar y decidir. Esta libertad de decidir en qué pensar y cómo actuar fue un excelente regalo, lamentablemente hicimos mal uso de él, al grado de usarlo para nuestros propios deseos y aspiraciones fuera del interés de nuestro diseñador.

El egoísmo y ese deseo de saber más que nuestro fabricante cavó nuestro pozo desde el inicio de la vida humana. Hoy en día seguimos cavando más profundo. Hemos rechazado no sólo nuestro diseño, sino al mismo diseñador.

Piensa por un momento si cualquier producto renegara de su diseño, de su diseñador y de las instrucciones establecidas para su buen funcionamiento; estaría destinado a una destrucción segura, se sentiría solo, abandonado a su suerte; a ser usado de manera equivocada, para fines equivocados.

¡Cuánto más tú y yo como diseño único, creadas para un propósito específico, estaríamos perdidas! ¿No es así?

Dios creó tu historia. Y no una historia como en el facebook, que se pierde con el tiempo. En el facebook de Dios las historias son de tu futuro, no de lo que ya pasó. Te da promesas maravillosas para que con ellas disfrutes tu presente y dejes ir el pasado. Tu futuro es el pasado de Dios.

Te lo ejemplifico de la siguiente manera:

Los padres tratamos de marcarles un camino a nuestros hijos, con menos tropiezos que los que nosotros tuvimos; les enseñamos como podemos, que hay un camino más seguro por dónde caminar. Muchas de las historias que nuestros hijos están a punto de vivir, nosotros ya las vivimos.

Ese futuro suyo es el pasado nuestro. Nosotros como adultos ya pasamos por las etapas que ellos van a pasar.

Young boy, talking on the phone, taking notes, money and tablet on the table

Nuestro futuro es el pasado de Dios.

Nuestro diseñador sabe perfectamente por qué etapas, situaciones o procesos vamos a pasar y nos ha diseñado para soportarlo todo correctamente. A él se le ocurrió inventar una cosa tan bella como un ser humano, después de haber creado otros seres vivos. Nos hizo pensantes pero, lo más maravilloso es que nos hizo parecidos en forma a él. Tal y como nuestros hijos se parecen a nosotros sus padres. Y mientras más lo conozcamos, nos relacionemos con él, mejor presente y futuro vamos a tener.

Se nos fue dicho “Ama a otros como a ti mismo”. Y, ¿Cómo vamos a amar a otros si no nos amamos a nosotros tal y como somos?. Somos originales y únicas. Cuando nos diseñaron, nuestro creador rompió el molde para que no nos pareciéramos a nadie y cumpliéramos el propósito suyo; ése para el cual nos creó. Tu propósito no es igual que el de la persona más cercana que tienes ahora; sea tu mamá, cónyuge, hijos o alguien más, es único.

Cuando nosotras estamos viviendo dentro del orden de Dios, estamos cumpliendo su propósito para nuestras vidas y eso nos hace seres felices, plenos. Todo tiene un orden, nuestra vida también. Enfocar nuestra vida no es tan difícil como parece; sólo tenemos que desarmar el rompecabezas que hemos armado mal y volver a armarlo paso a paso; colocando cada pieza de nuestra vida en su lugar, en el orden correcto. Es imposible relacionarnos de manera sana y adecuada con las personas si no nos sabemos relacionar primeramente con aquél que nos diseñó.

El orden atrae la bendición y te enfoca.

LO PRIMERO ES LO PRIMERO, conocer a nuestro Diseñador  para que no tengamos una vida desenfocada y tambaleante.

Yo soy un diseño y tengo un diseñador y un instructivo para funcionar y no sólo eso: mi diseño tiene un propósito, el cual va más allá de lo que hago; si no, para qué lo hago.

El único que me va a decir a mí para qué fui creada, es el que me diseñó. Y para esto debo relacionarme con él. Conocerlo. Quién es, cómo habla, cómo piensa, cómo actúa, qué responsabilidad tengo yo hacia él y hacia los demás como su creación que soy; qué anhela, cómo puedo ayudar a que sus anhelos se cumplan.

Yo tengo la responsabilidad de conocerme a mí misma, pero considero que la manera más rápida de saber cómo funciono y para qué fui diseñada es conociendo a quien me diseñó.

Y para ésto quiero dejarte los siguientes consejos:

  1. Reconócelo como tu diseñador. (te hará sentir segura y con identidad).
  • Pide perdón a tu diseñador por no conocerlo antes, acepta su perdón y perdónate a ti misma por estar alejada de él.
  • Relaciónate con él y vive dentro de sus planes y propósitos. Te sugiero este paso a paso: Entrenamiento Vive Tu Propósito
  • Desempolva tu manual de vida que tienes en casa (Biblia) y comienza a estudiarla. Si no entiendes lo que lees, busca un lugar donde puedan explicarte, muy seguramente será tu comunidad de fe (Iglesia), pero no es la única fuente. Una amiga, una consejera que conozca al respecto.También en Enfocando Vidas podemos ayudarte.
  • Ora en todo tiempo. Ésto es platicar con Dios, tal y como platicas con tu mejor amiga. Preséntale tus necesidades y dale gracias por lo que él ha hecho, por lo que está haciendo ahora y por lo que hará.

Y este video que grabé para profundizar aún más.

“Todo diseño está seguro en las manos de su diseñador” 


Dora Ortiz

Sé que tienes en mente a alguna persona a quien le serviría leer este mensaje de esperanza, ¿Me ayudas a compartirlo?

Me encantaría leer tus comentarios sobre este artículo y saber qué impacto ha tenido en tu vida, de esta manera me ayudas a seguir compartiendo contenido de valor.

Escríbeme al WhatsApp 662 352 0058. Te leo, Gracias!!

Sígueme en redes sociales como: Enfocando Vidas

Si necesitas ayuda personalizada, estamos para servirte.

  • Dora Ortiz de Olivas
  • Terapeuta Familiar/Conferencista
  • Locutora del programa radial “Mujer con Propósito”
  • Co-Fundadora de “Enfocando Vidas”
  • dortiz@proposito.net

Aparta tu cita online o presencial al 662 352 00 58

Artículos Relacionados

Crean dispositivo que predice cáncer de mama 5 años antes de que aparezca

PSM

DELICIOSA LIMONADA ROSA PARA EL VERANO

PSM

Retrasan entrega de recursos para Casas de la Mujer Indígena

PSM