embarazo-feliz-y-sano

Embarazo mes por mes

Si es la primera vez que te embarazas, en www.revistaporsermujer.com estaremos publicando para ti, el embarazo mes por mes, así conocerás mejor cómo sucede y cuáles son las recomendaciones para que el bebé crezca sano y fortalecido y tú puedas disfrutar de cada momento de esta maravillosa etapa que sólo a las Mujeres nos ha sido dada por el Creador.

Primer mes de embarazo

Es prácticamente imposible detectar con exactitud cuándo ocurre la fecundación que da inicio al embarazo. Por ello, se suele tomar como referencia el día en que bajó la última regla. Por tanto, la primera semana de gestación sería la última semana de menstruación.

La segunda semana dá paso a la selección folicular, donde un conjunto de folículos elegidos empezarán a crecer, aunque, finalmente, solo será uno el seleccionado.

Más tarde, en la tercera semana del proceso, el ovocito sale del folículo que lo contenía y viaja por las trompas de Falopio. Esto es lo que conocemos como ovulación. Aquí, será fecundado por el espermatozoide, continuando su desarrollo ahora ya como cigoto (una célula) y posteriormente como embrión.

Proseguirá su camino hacia el útero, donde implantará. Empieza así la liberación de la hormona beta-hCG, que es la hormona que detecta el test de embarazo.

Es posible que debido al aumento de esta hormona la mujer empiece a notar algunos síntomas en este primer mes pero de forma muy suave y prácticamente imperceptibles. No será hasta la ausencia de la próxima menstruación cuando sea verdaderamente consciente del embarazo.

Tras la implantación, se produce la gastrulación. Las células del epiblasto se van dividiendo hasta formar células de tres tipos distintos que serán en el futuro el tejido del bebé. También se generan las células del mesodermo y la notocorda, que actuará de columna vertebral hasta que ésta se forme.

El embrión tiene un tamaño tan pequeño que todavía no se puede apreciar ni en una ecografía.

El primer mes de embarazo: primeros síntomas y cuidados en la madre

Cuidados en el primer mes de embarazo

Tanto las mujeres que buscan el embarazo como aquellas que acaban de recibir la noticia de que esperan un bebé tienen que empezar a cuidar su organismo y su estilo de vida.

A partir de este momento, la futura mamá va a experimentar cambios físicos como la expansión del vientre, el aumento de las mamas, etc. Además, surgen nuevas emociones y percepciones que también pueden afectar al feto.

Por tanto, estas recomendaciones que vamos a comentar ayudan en gran medida a mantener un embarazo saludable y favorecer el nacimiento de un niño sano y con el peso adecuado.

Dieta sana y equilibrada

Las mujeres embarazadas necesitan llevar una dieta muy completa rica en proteínas, vitaminas y minerales, ya que la alimentación del feto va a depender completamente de ella, así como el aporte de oxígeno.

En especial, la mujer embarazada debe empezar a prestar atención a los siguientes alimentos y aportes nutricionales:

Ácido fólico
es una vitamina esencial para la formación del bebé ya que ayuda a prevenir defectos congénitos del tubo neural (futuro sistema nervioso), el cual comienza a formarse en las primeras semanas. Las verduras de hoja verde y las legumbres aportan ácido fólico al organismo. Lo ideal sería tomar un suplemento de 400 mg de ácido fólico al día.
Lácteos
un mayor aporte de calcio es necesario para el correcto desarrollo del sistema nervioso y muscular del bebé. El calcio también es importante para prevenir la hipertensión o preeclampsia en la embarazada. Es aconsejable tomar leche y yogures desnatados o semidesnatados, y queso semicurado.
Alimentos ricos en hierro
este mineral es importante para evitar la anemia. El hierro forma parte de la hemoglobina, necesaria para el transporte de oxígeno al feto. La carne, el pescado y los huevos de manera equilibrada son un buen aporte de hierro, vitaminas y ácidos omega-3.
Mayor aporte de fibra
la fruta, la verdura y los cereales deben consumirse diariamente.
Moderar los hidratos de carbono y las grasas
los alimentos con muchas calorías deben evitarse. Por ejemplo, pasteles y bollos con mucho azúcar, ya que pueden provocar diabetes, y las grasas saturadas que incrementan el colesterol.
Alimentos que deben evitarse
el alcohol y el café. Son sustancias tóxicas que pueden afectar al desarrollo del feto y aumentar el riesgo de aborto.
Prevención contra toxoplasmosis y listeriosis
lavar la fruta y la verdura antes de consumirse, no comer carnes, pescados y mariscos crudos, evitar los huevos poco cocidos y el queso no pasteurizado, etc.

Al inicio del embarazo puede resultar un poco complicado adaptarse a este nuevo estilo de vida. Por tanto, se aconseja a las mujeres embarazadas apuntarse a grupos de apoyo donde pueden consultar todas sus dudas y apoyarse en otras mujeres con la misma situación.

Vida sana

Buenos hábitos de vida

Otra recomendación muy importante para las mujeres embarazadas es dejar de fumar de inmediato. La nicotina que contiene el tabaco influye en el transporte de oxígeno a través de la placenta hasta el feto, lo cual puede provocar enfermedades bronquiales en el futuro bebé.

Si es necesario tomar medicamentos por alguna afección como, por ejemplo, una infección de orina o una gripe, es importante consultar con el médico qué fármacos son los adecuados.

En general, se deben evitar las sustancias que puedan ser nocivas para el feto. En caso de trabajar en algún entorno que implique la manipulación de productos tóxicos o tareas de riesgo para el embarazo, la mujer tendrá que consultar la posibilidad de tener la baja laboral durante todo el embarazo.

El deporte

Si la mujer practica deportes de alta intensidad, en este momento deberá empezar a moderar el ejercicio físico. Los deportes como el pilates, el yoga o la natación son una buena opción tanto para las mujeres a las que les gusta mantener su cuerpo en forma como para aquellas que no suelen hacer deporte.

Es importante no abandonar completamente la actividad física durante el embarazo. También es posible realizar paseos diarios para ejercitarse y ayudar a relajar el cuerpo.

Además, es recomendable descansar el tiempo que la mujer necesite, mantener buenos hábitos del sueño, acostarse y levantarse todos los días a la misma hora, etc. En general, todo aquello que ayude a la mujer a sentirse bien durante todo el embarazo.

Preguntas de los usuarios

¿Qué sentido tiene hablar de semana 1 de embarazo si todavía no ha habido fecundación? ¿Por qué se cuenta desde la última menstruación?

Se cuenta desde la última menstruación para poder determinar con mayor exactitud el tiempo de embarazo, pues la mujer sabe exactamente el momento en que le baja la regla pero no hay manera de saber cuándo se produce concretamente la fecundación.

Lo cierto es que es algo extraño hablar de semanas de embarazo cuando no se ha producido la fecundación. Por ello, hay quienes empiezan a contar desde el momento en que intuyen que ha tenido lugar la fecundación, basándose en que en un ciclo regular, ésta tiene lugar unas dos semanas después de la bajada de la regla.

Estas variaciones son las que hacen que haya ocasiones en las que se hable de 9 meses de embarazo y en otras de 10 meses de embarazo. No obstante, lo habitual es considerar que el embarazo consta de 40 semanas desde la fecha de la última menstruación.

¿Es normal tener un pequeño sangrado vaginal durante el primer mes de embarazo?

Durante el primer mes de embarazo pueden surgir pequeños sangrados puntuales que no tienen por qué ser preocupantes. En muchas mujeres se produce un sangrado como consecuencia de la implantación. Otras tienen ligeros manchados debido simplemente a la evolución embrionaria y los cambios hormonales propios de la gestación.

Únicamente en caso de que el sangrado sea intenso y continuado será razón para consultar con el especialista.

¿Es cierto que el primer mes es cuando más probabilidad hay de aborto natural?

Sí, los abortos naturales suelen producirse con mayor frecuencia en los primeros meses de gestación. Si el embrión es capaz de evolucionar en los primeros meses, lo común es que pueda continuar su desarrollo. No obstante, también puede haber una pérdida gestacional en estadios avanzados.

¿Debo preocuparme por sentir hinchazón y dolor abdominal en el primer mes de embarazo?

No, en principio sentir pequeñas molestias en el vientre no tiene por qué ser un signo de alarma, pues los cambios hormonales que está teniendo tu cuerpo debido a la fecundación e implantación embrionaria pueden provocar síntomas como náuseas, dolor de ovarios, dolor abdominal, hinchazón, etc.

Lectura recomendada

Durante el primer mes de embarazo, la mujer puede tener algunos pequeños síntomas relacionados con la gestación, aunque es posible que éstos pasen desapercibidos y la mujer no sepa que está embarazada hasta hacer un test de embarazo. Si te interesa seguir leyendo sobre este tema, puedes continuar la lectura en el siguiente post: Primeros síntomas de embarazo antes del retraso menstrual.

En este primer mes, es muy importante que la mujer dedique tiempo para conocer los cuidados y cambios de su cuerpo. Por ello, te recomendamos leer el siguiente artículo: La salud materna en el embarazo.

Cortesía de: www.reproduccionasistida.org
Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubemailFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubemail