Tips de Coocina

8 Cosas que hacen que tu cocina sea un eterno desorden

Fuente: genial.guru

1. Tablas para cortar universales

Es mejor cuando se disponen de tablas “especializadas”: para la carne, para las frutas y para el pescado. Sin embargo, vale la pena recordar que las tablas de plásticos se consideran mucho más peligrosas desde el punto de vista de la reproducción de bacterias patógenas en comparación con la madera. Los arañazos y hendiduras en las tablas de picar de plástico con el tiempo se hacen más profundas que en las superficies de madera; en consecuencia, para limpiar una tabla de este tipo cada vez será de mal en peor.

Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, US FDA) oficialmente recomienda utilizar en las cocinas domésticas dos tablas para picar. La primera para la carne, pescado y aves y la segunda para alimentos preparados.

 

 

2. Una toalla para todo

Investigadores cultivaron bacterias de 100 toallas de cocina después de 1 mes de uso. Casi la mitad de ellas contenían bacterias que pueden causar enfermedades. Al mismo tiempo en las toallas utilizadas para diversos propósitos, incluyendo quitar el polvo de los trastes, secar las manos y frotar superficies, crecieron más bacterias que en las toallas utilizadas para un solo objetivo.

Por eso las amas de casa tienen en la cocina por lo menos 2 tollas y las renuevan en una duración de semanas. Una mayor variante higiénica son las toallas de papel: ellas se utilizan nada más 1 vez, lo que significa que no acumulan microbios y bacterias.

3. Conjunto de cuchillos

En primer lugar, este gran artículo ocupará mucho lugar en una superficie de trabajo, lo que significa que se tendrá que recoger todas las piezas y requerir un cuidado adicional. En segundo lugar, tales conjuntos contienen una cantidad de cuchillos impensables, los cuales no ocuparás durante unos años.

En la cocina es suficiente tener 3 buenos cuchillos en lugar de 17 inútiles, los cuales quedarán bien en un conjunto completo.

4. Tubo de ventilación visible

El tubo corrugado es relativamente simple de instalar, pero muy incómodo al limpiar: en los pequeños pliegues del tubo con el tiempo se acumula polvo. Limpiarlo es sumamente incómodo, en primer lugar, porque pasa a lo largo del techo; en segundo lugar, éste es relativamente flexible y fácil de arrugar debido a la intensiva fricción.

Una buena alternativa puede ser un sistema de ventilación de plástico: es más fácil de conservar limpio, ya que es suficiente con limpiarlo con un trapo húmedo de vez en cuando. Otra manera de protegerte de las limpiezas incómodas es elegir un juego de cocina desde el techo y ocultar el tubo de ventilación detrás de las puertas del mueble.

5. Recipientes

Varios contenedores para almacenar cereales son muy prácticos, pero un montón de envases de plástico sin utilizar son peso muerto, el cual ocupa un lugar valioso en la cocina. Los contenedores para almacenar productos alimenticios destinados para utilizar una sola vez, no son adecuados para almacenar varias veces los alimentos.

Los especialistas aconsejan cambiar los contenedores reutilizables, si ellos comienzan a decolorarse, cubrirse de grietas o con pronfundos rasguños.

6. Dispositivos que no se utilizan

La tostadora que al principio tostaba el pan y ahora solamente acumula polvo en la repisa inferior de la alacena, la batidora que dispara todo el contenido por la cocina, desde utensilios de cocina estropeados al igual que todos aquellos que desde hace tiempo han estado sin utilizar: nos resulta difícil deshacernos de ellos.

Los artículos que han dejado de ser necesarios, se pueden regalar o incluso vender a alguien que sí lo usará. Esto reducirá el tiempo que te tomaría limpiar todas las repisas y liberará espacio para las cosas que realmente son necesarias.

 

7. Aparatos domésticos en el alféizar de la ventana

Con la diferencia de temperatura dentro de los equipos se puede formar una condensación, la cual rápidamente estará fuera de control. Particularmente el horno de microondas es vulnerable a los efectos: la condensación destruirá la cubierta de esmalte y se oxidará después de un año.

Para un horno de microondas una repisa por separado en la pared quedará mucho mejor. Y el espacio de la ventana se puede utilizar como asentamiento para una zona de trabajo adicional.

8. Tetera con sarro

Si una persona accidentalmente traga unos cuantos pedazos de este sarro, nada extraño pasará con él. Pero si él regularmente tomará té o café con pedazos de sarro, las sales dispersadas en el estómago comenzaran a penetrar los vasos sanguíneos, la sangre, los riñones y otros órganos internos. El exceso de sales se acumula en las articulaciones, obstruye los vasos sanguíneos e incluso puede llevar a la formación de piedras en los riñones. Además, el sarro es un mal conductor de calor, por eso entre más se acumule en el fondo de la tetera, más lento se calentará. Asimismo, esta placa puede llevar a la avería del artículo.

Se puede limpiar una tetera con sarro con ayuda de vinagre, ácido cítrico o bicarbonato de sodio.

Artículos Relacionados

¿Qué hacer con los plátanos maduros?

PSM

13 Trucos esenciales para la cocina que pocas personas conocen

PSM

CÓMO ESTOFAR CARNE, PESCADO Y AVES

PSM