Noti-Mujer Por Ser Mamá

Ablactación: un gran momento para tu bebé

Ha llegado el momento en que tu hijo comience a probar otros alimentos que lo ayudarán en su desarrollo, y para ello te traemos 8 papillas para bebé de 6 meses en adelante que puedes preparar en casa.

Fuente: www.cocinafacil.com.mx/

Cuando los bebés cumplen 6 meses están listos para iniciar la etapa de ablactación; es decir, el momento en que comienzan a incorporar en su dieta otros alimentos, y empiezan a dejar poco a poco la leche materna.

Aunque el tiempo ideal son 6 meses, hay bebés que todavía tardan un poco más de tiempo en dejar el pecho y siguen prefiriendo la toma de pecho. Por lo cual, es muy importante que consultes al pediatra para saber si tu hijo realmente está listo para iniciar la ablactación.

La ablactación es un gran momento, y las papillas son ideales para comenzar esta etapa.

5 preguntas que debes hacerle al pediatra para iniciar la ablactación

  1. ¿Cómo sé que mi bebé puede comer otros alimentos?
  2. ¿Mi hijo puede ser alérgico a algún alimento?
  3. ¿Puedo seguir dándole pecho durante la ablactación?
  4. ¿Cuáles son los mejores alimentos para iniciar la ablactación?
  5. ¿Qué papillas son las más indicadas para su edad?

Te interesa: Cómo saber si tienes alergia a algún alimento

Papillas comerciales vs papillas hechas en casa

Lo que te ofrecen las papillas comerciales

  • Si no tienes mucha idea de cómo hacer mezclas, pueden ser de gran ayuda.
  • Son ideales para viajar, pues facilitan mucho el trabajo.
  • Algunas vienen fortificadas con vitaminas y minerales extras para el bebé.
  • Están preparadas según la etapa del bebé; esto permite tener más control sobre los alimentos que pueden comer o no.
  • Revisa las etiquetas y elige las que tengan menos contenido de sodio.

Papillas hechas en casa

  • Puedes hacer tus propias mezclas y acostumbrar a tu bebé a nuevos sabores.
  • Lo fresco siempre es mejor que lo industrial.
  • Cuando las preparas, sabes qué le estás dando a tu bebé.
  • Puedes variar las texturas: más sólidas o líquidas, según tu bebé lo necesite.
  • Requieren un poco más de tiempo en su elaboración, por lo que no son tan prácticas, por ejemplo, en viajes.
Tips de alimentación durante la lactancia

Es posible continuar la lactancia durante el periodo de ablactación. Consulta todas tus dudas con el pediatra.

Guía para preparar las primeras papillas de tu bebé

Para preparar sus primeras papillas, te dejamos esta práctica guía que te ayudarán a elaborarlas de forma adecuada:

  1. Antes de preparar las papillas, elige las frutas o verduras más frescas desde un día antes para que las consuma al día siguiente. Esto es importante, pues pueden perder sabor y propiedades si se dejan madurar mucho.
  2. Los utensilios que uses para preparar las papillas deben ser exclusivos para esto, además de estar perfectamente limpios.
  3. Siempre procura que las frutas y verduras estén desinfectadas. Cuécelas con un poco de agua.
  4. Puedes empezar las primeras papillas de tu bebé usando frutas como manzana, pera, plátano y durazno. Una vez que tengas las papillas, usa un colador para eliminar los restos que tu bebé no pueda comer.
  5. Cuando uses pollo y carne, emplea el caldo para cocinar las preparaciones.
  6. No uses sal, azúcar, limón ni otros condimentos. Es importante que tu bebé los pruebe al natural para que aprecie los sabores poco a poco.
  7. Lo mejor es cocinar porciones pequeñas para que coma lo más fresco posible.
  8. Si guardas la papillas en el refrigerador, caliéntalas pero no las des a tu bebé antes de medir su temperatura y evitar quemaduras.
  9. Calienta las papillas a baño maría o al vapor. Evita el microondas para que no pierda sus propiedades.

Recuerda: el pediatra es el especialista que puede indicarte cuáles son las mejores papillas para alimentar a tu bebé. No olvides consultarlo antes de iniciar la ablactación.

Artículos Relacionados

Arranca con éxito el programa “Transfórmate y Protégete Mujer”

PSM

Atestigua Gobernadora toma de Posesión de nuevo Comandante de la Cuarta Zona Militar

PSM

Pan de masa madre:¿es más sano y dietético que el normal ?

PSM