¿Cómo crecerá tu barriga mes a mes durante el embarazo?

¿Quieres saber cómo ira cambiando tu cuerpo, tu barriga, mes a mes durante el proceso del embarazo?

Cortesía de: www.bekiapadres.com
Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia considerablemente. Y es que debe adaptarse al proceso de gestación, durante el cual el feto va transformándose en bebé, su tamaño se va incrementando, y va desarrollándose. Eso, inevitablemente, implica que el cuerpo de la madre también va a crecer, sobre todo su barriga. El vientre comenzará estando más o menos plano, y, al final, acabará pareciendo prácticamente una sandia. Los cambios más fuertes del cuerpo, pues, los sufrirá la barriga. Hay quien vive esto como todo un trauma, pero no debería ser así. Si la barriga crece es porque necesita dejar espacio al bebé para que crezca, para que vaya transformándose en la persona que acabará siendo. En algunos casos, los bebés suelen pesar hasta cuatro kilos al nacer; cuando hablamos de embarazos gemelares, la cifra puede incrementarse considerablemente. Por supuesto, este cambio físico que se produce durante el embarazo puede acabar causando temor en las madres, preocupación e, incluso, rechazo. Pero una vez que se acepte que es un proceso natural, y que la barriga volverá a su estado normal tras el parto (siempre con tiempo), no hay nada qué temer.
Cuando el embarazo es primerizo, estos miedos suelen incrementarse. Porque será la primera vez que la mujer vea su cuerpo crecer de esa manera, aumentar de tamaño sin que ella pueda controlarlo. Pero recuerda: es por una buena causa. Estás gestando vida. Una vez dicho esto, ¿quieres saber cómo ira cambiando tu cuerpo, tu barriga, mes a mes durante el proceso del embarazo? ¡Pues vamos a verlo!
El último trimestre de embarazo es el más pesado para cargar con el peso del bebé

EL PRIMER TRIMESTRE DE EMBARAZO

Tu barriga no querrá crecer tanto durante esta época del embarazo, puesto que el feto apenas mide unos milímetros, llegando a centímetros en el tercer mes del embarazo. Durante el primer mes, el cambio no será apreciable en la barriga. Tu tamaño continuará siendo el mismo que el que tenías antes de estar embarazada; puede que sí notes un ligero aumento del tamaño de tu pecho, pero nada más allá. Te daras cuenta de que estás embarazada, probablemente, por la ausencia de tu menstruación. Durante el segundo mes, la barriga continuará siendo plana: todavía no habrá crecido en absoluto. Tiene una explicación muy sencilla y es que, como hemos dicho antes, el tamaño del embrión será tan pequeño que aún tendrá espacio suficiente en el útero. El cuerpo no necesitará ampliarse para hacerse más cómodo, al menos por ahora. A partir de la octava semana, más o menos, será cuando la cintura comience a ensancharse ligeramente.  Este cambio dependerá mucho, también, de la fisonomía de cada mujer en particular; mientras que unas irán ensanchando más, otras no. También depende de cada una que la barriga llegue a crecer más o menos, por supuesto.

El cambio depende del cuerpo de cada mujer

En el tercer mes de embarazo, la barriga se hará ligeramente más prominente. El cambio será mínimo, y se notará sobre todo en la parte del vientre. Hasta este momento, la cintura sí que se habrá ensanchado algo más y el pecho habrá crecido bastante. Se supone que la madre debería haber aumentado alrededor de un kilo o dos de peso tras pasar el primer trimestre; pero todavía no ha comenzado el cambio de verdad.  A la barriga le queda mucho por crecer.   
Hasta, al menos, el tercer mes no notaremos cambios en la barriga

Hasta al menos, el tercer mes no notaremos cambios en la barriga

EL SEGUNDO TRIMESTRE DE EMBARAZO

Cuando llegue el cuarto mes, podrá notarse claramente que la mujer está embarazada. No con todas las mujeres pasa, por supuesto, porque hay algunas que continúan estando bastante esbeltas. Pero, por regla general, en este mes la barriga ha crecido lo suficiente como para llamar la atención de todos. Como el feto se encuentra en pleno crecimiento, el útero también aumentará su tamaño y, poco a poco, el embarazo será algo obvio. Aunque el mes en el que más se cambia físicamente es en el quinto. Y es que es un mes clave para el feto, donde éste comienza a crecer a un ritmo mucho más veloz; para poder ir creciendo con el feto, el útero se relaja, deja de mantenerse en tensión, y comienza a crecer aún más rápido. Esto no implica que vaya a alcanzar cotas insostenibles, ni mucho menos. Por regla general, una madre suele  aumentar entre ocho y doce kilos durante su embarazo a causa del bebé en sí; el resto de peso puede ser que, quizás, haya comido más calorías de las que necesitaba para mantenerse sana.
El último trimestre de embarazo es el más pesado para cargar con el peso del bebé
Durante el sexto mes de embarazo, ya es evidente que la mujer está albergando una vida en su interior. La barriga aumenta, y es como si de la noche a la mañana los cambios se hubieran dejado ver. El bebé continúa creciendo y aumentando de peso, gestándose de la forma más sana que pueda; esto puede acabar provocando que la mujer se encuentre mucho más cansada. Ahora no solo tiene que llevar su propio peso, sino también el del feto.

ÚLTIMO TRIMESTRE DE EMBARAZO

Llegamos, por fin, al último trimestre de embarazo. Si hasta aquí los cambios habían sido notables, ¡imagínate ahora!. El vientre, durante el séptimo mes, pareciera ya un globo hinchado. En muchas ocasiones, el ombligo puede salirse para fuera. E incluso, hay una gran cantidad de leyendas urbanas que cuentan que, dependiendo de la forma de la barriga, será niño o niña. Mas todo esto no son más que eso, leyendas urbanas. En este punto, la madre suele pesar en torno a los ocho kilos. En el octavo mes de embarazo, la barriga no hace más que crecer y crecer. En este momento, para la madre será casi imposible el vislumbrar su ombligo; a causa de esta barriga tan prominente, aparecerán dolores de espalda y un cansancio mucho más extremo. Pero no te preocupes, porque es normal. Ya queda un último mes, y todo habrá acabado. En el noveno mes, durante el último tramo del embarazo, la barriga estará más amplia que nunca, sobre todo en la semana treinta y ocho. Todo está ya listo para que el bebé llegue al mundo, a una casa donde probablemente le estén esperando con los brazos abiertos. Poco queda ya por hacer, aparte de disfrutar de los últimos días del embarazo. Tu cuerpo acabará volviendo a su normalidad, tu barriga acabará disminuyendo, así que disfruta del proceso sin pensar en nada más. Por último, descubre cómo será tu embarazo semana a semana con este calendario de embarazo.
Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubemailFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubemail