Image default
MUJER INVENCIBLE Noti-Mujer SONORA

Dan último adiós a Lucía Sabori familiares y amigos

Después de una dura batalla contra el cáncer y a falta de apoyos del Sistema Nacional de Salud mexicano.

Por Alina Trujillo/Por Ser Mujer

La mañana del domingo 26 de julio de 2020 a las 10:20 horas, sucedió lo menos deseado: La historia de Lucía Isamar sobre la faz de la tierra, terminaba en una cama del HIES de la capital del Estado de Sonora, a la edad de 29 años.

Como muchas otras personas de distintas edades en México, Lucía Sabori , Caborquense de nacimiento, tuvo qué recurrir al apoyo de gente generosa a través de las redes sociales, quienes donaban o compraban boletos para sus rifas, loterías y demás actividades que ella y su familia realizaban, con el sustento de algunos patrocinadores, después de verse en dificultades para sostener los altos costos de las quimioterapias y medicamentos anexos para combatir el cáncer.

Una joven madre, con muchos sueños por realizar

Fueron más de 18 meses los que Lucía Sabori, se mantuvo firme en la batalla contra un Linfoma No Hodking, el cual le hiciera pasar por demasiadas dificultades económicas y momentos de dolor. Siempre pensando en prolongar su vida y vivir lo suficiente para sacar adelante a su pequeño de 4 años y prepararlo para lo que viniera.

Limitantes por la contingencia de Covid

A últimas fechas, los servicios de Salud a nivel estatal no pudieron brindarle la debida atención acorde a sus necesidades y padecimientos, ya que el Hospital General del Estado, fue declarado Centro de Atención Covid, dejando desatendidas a muchas personas que al igual que Lucia se enfrentan a esa terrible enfermedad.

El INSABI no cubrió sus quimioterapias

En cuanto a quimioterapias, el INSABI le aseguraba a Lucía no cubrir este tipo de medicamentos, desde que el nuevo gobierno de México realizara recortes presupuestales e hiciera cambios a los servicios del seguro popular, que durante años estuviera brindando una buena cobertura al pueblo mexicano.

Familiares cercanos a Lucía, expresaron su agradecimiento a todas aquellas personas que de manera altruista la estuvieron apoyando, tanto emocional, como económicamente en lo posible, así como con la donación de sangre y la acompañaron en su calvario contra el cáncer. Deja un hijo pequeño de 4 años al cuidado de su padre, quien estuvo siempre a su lado con la esperanza de verla sanar.

Descanse en paz Lucía Isamar Sabori Trujillo. Una valiente y decidida guerrera que jamás claudicó hasta el último instante de su vida.

Artículos Relacionados

Insta SSP a controlar emociones para generar entornos seguros

PSM

Llama Secretario de Salud a población a monitorear oxigenación en la sangre

PSM

Presión Arterial En Mujeres: Conoce Los Niveles Adecuados

PSM