Violencia contra mujeres periodistas

CIMACFoto: César Martínez LópezPor: la RedacciónCimacnoticias | Ciudad de México.- 03/05/2019

Si bien las mujeres periodistas enfrentan los mismos riesgos que sus pares varones, cuando investigan y reportan sobre corrupción, crimen organizado y violaciones de Derechos Humanos, también enfrentan riesgos específicos por el hecho de ser mujeres y en la intersección de otras identidades como la raza y la etnia.

Esta es una de las conclusiones del informe “Mujeres periodistas y libertad de Expresión. Discriminación y violencia basada en el género contra las mujeres periodistas en el ejercicio de su profesión”, elaborado por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La violencia contra las mujeres basada en el género, la prevalencia de patrones y estereotipos socioculturales discriminatorios, la falta de acceso a una educación igualitaria, la pobreza y falta de recursos económicos, las barreras en el acceso a los medios de comunicación y la brecha digital son factores que impiden, inhiben o aumentan el riesgo de las mujeres a ejercer su libertad de expresión.

Estas condiciones además disminuyen la capacidad de las periodistas de buscar, recibir y difundir ideas e información significativa y relevante para su empoderamiento.

De acuerdo, con este reporte, la intersección de múltiples identidades puede aumentar el riesgo de ciertas mujeres a enfrentar obstáculos o dificultades para el pleno ejercicio del derecho a la libertad de expresión o pueden generar un efecto diferenciado en determinados grupos de mujeres.

La Relatoría también dice que en particular, los actos de violencia contra las mujeres, y en especial contra las mujeres periodistas, no son actos aislados, sino que son sintomáticos de un patrón de discriminación estructural contra las mujeres, que tiene sus raíces en conceptos referentes a la inferioridad y subordinación de las mujeres ante los hombres.

La oficina de la CIDH relevó el asesinato de siete mujeres periodistas, comunicadoras y trabajadoras de los medios de comunicación por motivos que habrían estado vinculados al ejercicio de su profesión, ocurridos entre 2012 y 2018 en México y Colombia.

En México, el 28 de abril de 2012 la periodista Regina Martínez fue asesinada en su casa ubicada en el estado de Veracruz, México; y el 3 de mayo de 2012, Irasema Becerra, empleada administrativa de un periódico de ese estado, y tres fotógrafos que se desempeñaban en el mismo medio, fueron encontrados asesinados.

En octubre de 2014, la twittera @Miut3, cuya identidad era María del Rosario Fuentes Rubio, fue asesinada en México; la periodista Miroslava Breach fue asesinada cuando salía de su domicilio en Chihuahua, el 3 de marzo de 2017; y el 5 de febrero de 2018, la periodista y bloguera Leslie Ann Pamela Montenegro del Real fue asesinada en Acapulco.

Sin embargo, como ha advertido la UNESCO, la Relatoría indica que “los asesinatos son apenas la parte visible del iceberg y las mujeres se enfrentan a determinadas amenazas por razón de su género; por ejemplo, el Programa de Libertad de Expresión y Género de Comunicación e Información de la Mujer, documentó 422 casos de violencia contra periodistas de 2012 a 2018, entre ellos seis asesinatos.

Artículos Relacionados

IMPULSA SSPC LA CREACIÓN DE UN MODELO NACIONAL DE POLICÍA

PSM

¿Cómo surgió Naomi Parker Fraley, icono de la mujer trabajadora?

PSM

Las mujeres en el discurso mediático durante los 100 días de AMLO

PSM