Image default
AGENDA DE GÉNERO Mujer con Propósito

Enemigo del corazón #3: La Avaricia

Las personas avaras desean cada vez más, un poquito más y cuando lo logran son tan pobres que lo único que tienen es dinero

Dora Ortiz de Olivas Terapeuta Familiar/Conferencista/Locutora https://www.facebook.com/doraortizterapeuta

Es muy importante cuidar el corazón de pensamientos avaros

El corazón se ha desviado de su originalidad

Los primeros pobladores de la tierra lo tenían todo. Dios había creado un bello y maravilloso lugar para vivir; cómodo y con todo lo necesario para que sólo se dedicaran a disfrutarlo y cuidarlo. No necesitaban más, repito, ¡no necesitaban más!, lo dijo su diseñador. Y como ya bien sabemos, la mujer pensó diferente. A ella no le bastaban todos los árboles del huerto para comer; le faltaba uno, el árbol prohibido.

El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Dios mira el corazón. Creo que Eva, la primera mujer que existió, miró justo eso; lo que estaba delante de sus ojos: algo hermoso pero que no era necesario para ella. ¿A quién le pasa que va de compras y ve algo bonito, lo compra y cuando llega a casa se da cuenta que no lo necesitaba, pero ya gastó todo su dinero en eso que no era necesario? Desea más y más y más, no sólo eso, acumula y acumula y no quiere compartir con nadie. Esa, es una persona avara.

La avaricia es un afán de acumular riquezas y no querer compartirlas con nadie. Es muy sutil, puede habitar en el corazón sin detectarse durante años; es difícil de auto-diagnosticarse. Otra persona sí nos nota nuestra avaricia, pero nosotros no. Compramos, adquirimos más, acumulamos, no compartimos y nos atrevemos a decir: “¡No, no, yo no soy avara!”.

Nuestro fabricante nos enseña que la vida o el éxito de una persona no depende de la abundancia de los bienes que posee; a esto le llama “Contentamiento”. Hay una gran mayoría de personas que creen que entre más tienes más vales y más te toman en cuenta. Adjudican su valor en sus posesiones o riquezas.

Él dice: ”Avaro es el que almacena cosas para sí mismo pero no es rico delante de Dios. Porque el concepto de riqueza para Él es ser generosos y compartir con los necesitados; porque entre más das, Él te da, para que sigas dando. Él te motiva a dar al punto de que te duela; dar sacrificialmente, ahorrar para dar, compartir lo que tienes con el que no tiene. Eres creada según su esencia, la cual es dar. Él se dio a sí mismo por la humanidad y nos dio todo; no retuvo nada.

Un corazón avaro se transforma practicando la generosidad.

¿Es tu corazón avaro o generoso?

La raíz de la avaricia está en creer que yo me debo tal o cual cosa. La avaricia, este enemigo del corazón te dice: “¡Ey, tú te lo mereces, te debes algo, algo que necesitas, (aunque solo sea un deseo)!”.

¿Qué deuda está causando la avaricia que sientes?

  • Yo me debo, un gusto de alto precio…
  • Me debo, una mansión…
  • Me debo, un auto del año…
  • Me debo, estudiar o que mis hijos estudien en una escuela privada de renombre…
  • Me debo un viaje a…

Éstas y muchas otras cosas en las cuales sé que me tengo que endeudar hasta el cuello para conseguirlas provienen de un corazón avaro.

¿Qué es aquello que crees que te debes y no te deja vivir en paz, que no te deja ser feliz?

El buen y fiel seguidor del Jesús resucitado, Pablo apóstol; hombre letrado, preparado por los mejores maestros de la antigüedad y quien escribió gran parte de nuestro manual de vida nos motiva diciendo: “Ahora bien, la verdadera sumisión a las instrucciones de nuestro diseñador es una gran riqueza en sí misma cuando uno está contento con lo que tiene. Después de todo, no trajimos nada cuando vinimos a este mundo ni tampoco podremos llevarnos nada cuando lo dejemos. Así que, si tenemos suficiente alimento y ropa, debemos estar contentos. Pero los que viven con la ambición de hacerse ricos caen en tentación y quedan atrapados por muchos deseos necios y dañinos que los hunden en la ruina y la destrucción.

Pues el amor al dinero es la raíz de toda clase de mal; y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas.


( 1 Timoteo 6:6-10).

La avaricia se asienta en el verbo “tener”. El miedo a “no tener en el futuro”, nos hace acumular posesiones para evitar la angustia de pensar que algún día me faltará.

La avaricia es un vicio que daña al ser humano y le impide usar los bienes que posee de manera adecuada; lo hace insensato, codicioso y duro para con sus semejantes.

CONSECUENCIAS DE LA AVARICIA:

  • 1. Deslealtad.
  • 2. miedo.
  • 3. incertidumbre.
  • 4. falta de fe.
  • 5. lejanía de Dios.
  • 6. Amor a lo destructible.
  • 7. Una vida desenfocada y pobre.

Consejos prácticos para alejar la avaricia del corazón.

  • 1. Practica el contentamiento.
  • 2. Se agradecida con lo que tienes.
  • 3. Reconoce que no eres dueño de nada, todo te fué otorgado por Gracia de parte de tu diseñador.
  • 4. Esfuérzate por conseguir más pero, para compartir.
  • 5. Obtén al punto de mantener todo en equilibrio, tu fe, estar en paz contigo misma, con la familia y cumplir tu propósito de vida, esto hará que Dios te prospere aun más.
  • 6. Evalúa tu generosidad de este año y haz un plan para aumentarla en los próximos meses, siempre hay personas que necesitan algo de lo que tú tienes ahora.
  • 7. Si no sabes cómo comenzar de manera práctica y dar el primer paso, pide ayuda, estamos para servirte.


“No persigas la abundancia, sino al autor de ella. Con la abundancia te saciarás un tiempo, pues las riquezas no duran para siempre; pero con el autor de ella, nunca te faltará nada. Siempre tendrás todo lo que necesitas”


(Dora Ortiz)

Sé que tienes en mente a alguna persona a quien le serviría leer este mensaje de esperanza, ¿Me ayudas a compartirlo?

Me encantaría leer tus comentarios sobre este artículo y saber qué impacto ha tenido en tu vida, de esta manera me ayudas a seguir compartiendo contenido de valor.

Escríbeme al WhatsApp 662 352 0058. Te leo, ¡¡Gracias!!

Sígueme en redes sociales como: Enfocando Vidas

Si necesitas ayuda personalizada, estamos para servirte.

Aparta tu cita online al 662 352 00 58

Artículos Relacionados

Tras 22 días en plantón, madres de víctimas de feminicidio son recibidas en Segob

PSM

Simpatizantes de Morena confían en que el partido no apoyará candidaturas de agresores

PSM

Ofrecerá ISM estrategias de Fortalecimiento Personal en tiempos de Pandemia”

PSM