Pretenden disuadir a atacantes por medio de campañas de denuncia

CIMACFoto: Hazel Zamora MendietaPor: Hazel Zamora MendietaCimacnoticias | Ciudad de México.- 05/02/2019

El fin de semana las capitalinas protagonizaron una mega movilización por los intentos de desapariciones de mujeres que han ocurrido en las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro; en respuesta, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ) anunció que lograron detener a una persona relacionado con el “intento de secuestro” de una mujer en el Metro.

Después de que en las redes sociales se hizo eco de los testimonios de mujeres que vivieron un intento de privación de su libertad en el Sistema Colectivo Metro, la PGJDF anunció que se avocaría a la revisión de carpetas de investigación para detectar aquellos casos que comparten el modo de operación de los casos denunciados: hombres que se hacen pasar por parejas de las mujeres mientras las obligan a subir a coches.

Desde el viernes 1 de febrero, que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y la procuradora Ernestina Godoy dieran a conocer las acciones que seguiría el gobierno de la Ciudad de México ante la emergencia, la PGJDF ha detectado 10 carpetas de investigación con estas características y una persona detenida por intento de privar de la libertad a una mujer en el Metro.

En estos casos no se puede afirmar que se trata de secuestros, pues en ningún acto se consumó y en ninguno hay señales de que se tratar de pedir un rescate por liberar a la víctima. El gobierno capitalino tampoco ha podido detallar qué tan expandidos son los intentos de privación de la libertad de mujeres en el transporte público Metro, sin embargo, siguen ocurriendo.

El viernes pasado la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, también anunció la instalación de cinco Ministerios Públicos móviles en las estaciones del metro Coyoacán, Mixcoac, Martín Carrera, Tacubaya y UAM Iztapalapa. En estos módulos o “células de atención” la Secretaría de las Mujeres –antes Inmujeres DF– apoya con abogadas especializadas en perspectiva de género para dar mejor atención a las denunciantes.

Ayer la Jefa de Gobierno informó desde que comenzaron a funcionar estas unidades, el 1 de febrero, reciben más quejas por hechos de acoso y hostigamiento sexual que por intentos de privación de la libertad.

Asimismo la Secretaría de Seguridad Ciudadana se sumó a las acciones con la campaña “Dame la mano” en la que los elementos de la policía portan en la muñeca de la mano derecha un lazo morado para que las mujeres que se sienten en riesgo de sufrir algún ataque o buscan atención puedan solicitarles ayuda.

El distintivo morado fue, en realidad, una idea que iniciaron las capitalinas en redes sociales para apoyarse una a otras debido a la desconfianza que tienen de las autoridades, pues la experiencia con estas agresiones es que la policía las revictimiza, son disuadidas a no denunciar o los procesos de denuncia son tediosos.

Hasta ahora, a pesar de ser un personaje central en este plan de acción contra los intentos de desapariciones de mujeres en el Metro, la directora de este transporte colectivo, Florencia Serranía Soto, no se ha pronunciado al respecto. Menos después de la molestia que causó a la ciudadanía la respuesta que la institución cargo dio en su cuenta de Twitter, donde escribió que ninguna de sus 195 estaciones tenía registro de estos casos.

CAPITALINAS SE MOVILIZAN

Ante los hechos y hartas de sentirse con miedo que impide salir a las calles y sentirse seguras, las capitalinas convocaron a una jornada de manifestaciones que comenzó desde el viernes 1 de febrero con un rodada de bicicletas y concluyó el día siguiente con de una de las movilizaciones más grandes que han protagonizado las mujeres en contra de la violencia de género.

En el pronunciamiento que leyeron los colectivos feministas al finalizar la marcha, que partió del Monumento a la Madre y concluyó en el Zócalo capitalino, las mujeres se refirieron a estos casos como intentos de desaparición y no como secuestros por lo que exigieron acciones más contundentes de las que anunció Claudia Sheinbaum en su plan de acción.

Otras de las demandas fue que se tenga una respuesta a la Alerta de Violencia de Género (AVG) en la Ciudad de México, un proceso que comenzó desde septiembre de 2017 y está detenido desde la administración pasada. Lo único que falta para activar este mecanismo es la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) de su veredicto de si se decreta o no; pero la Conavim no lo ha hecho porque tampoco cuenta aún con titular.

Desde la solicitud de AVG se ha denunciado la violencia que viven las mujeres en todos los transportes públicos. Sin embargo, ahora los intentos de privación de la libertad de mujeres en el Metro han rebasado la política pública enfocada únicamente a la prevención y atención del acoso sexual.

En 2015 el gobierno capitalino y ONU Mujeres implementaron el Programa “Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas”; en 2016 el entonces Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, instauró la “Estrategia 30-100” y la principal acción fue dar silbatos, ahora, en 2019, el gobierno de Claudia Sheinbaum mantiene la misma lógica de campañas en el transporte para atender y denunciar el acoso sexual.

En cuanto a la política de género Sheinbaum Pardo comenzó su administración anunciando, junto a la Secretaría de las Mujeres, la campaña #AMíMeRespetas, enfocada en cárteles que se difundieron en el transporte público para invitar a las mujeres a denunciar y hacer a los hombres conscientes de que el acoso sexual es un delito.

No obstante las capitalinas en el metro ahora no sólo están expuestas al acoso sexual, los intentos de privación de la libertad las mantienen alerta.

Artículos Relacionados

AGRADÉCESELO A UNA FEMINISTA, si eres mujer y…

PSM

Congresos estatales avivan discusión para despenalizar el aborto

PSM

Avanza prohibición del matrimonio infantil y adolescente

PSM