smoothie-de-mango-879

Smoothie de mango

Este smoothie de mango es súper cremoso, y a diferencia de otras recetas, se puede hacer tanto frío, como a temperatura ambiente gracias a la cremosidad que le aporta el plátano.

La clave para endulzar de manera natural un smoothie, es utilizar fruta madura de calidad. Puede que no tengan un aspecto bonito, pero están llenos de azúcares naturales concentrados, que aportan la dulzura necesaria sin necesidad de utilizar otro endulzante.

Para este smoothie puedes utilizar cualquier variedad de mango que tengas a mano, solo asegúrate de que esté maduro.

Si quieres enriquecer tu smoothie con un extra de proteínas, añade unas cuantas semillas de chía, unas pequeñas semillas llenas de todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita.

Las semillas de chía son totalmente opcionales, pero si no las has probado nunca, debería darles una oportunidad. Son el complemento perfecto para enriquecer a este smoothie.

Si practicas ejercicio, puedes hacer tu smoothie proteico, incorporando una cucharada o dos de proteína en polvo con sabor a vainilla.

Como desayuno para recibir bien un nuevo día, como una bebida refrescante para sobrellevar una tarde calurosa, o como una alternativa al postre después de la cena, este smoothie de mango es perfecto para cualquier ocasión.

Los siguientes ingredientes son para elaborar 4 tazas de smoothie.

Ingredientes

250 ml de leche
1 taza de yogur griego, sabor natural, vainilla o miel
1 ½ tazas de cubitos de hielo
1 plátano (si está congelado, no añadas los cubitos de hielo)
1 mango, picado
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharada de miel
Semillas de chía (opcional)

Instrucciones

Pela el mango, córtalo por la mitad y retira el hueso. A continuación, córtalo en trozos pequeños (cuanto más pequeños sean, menos tiempo tardarás en triturarlo) y añádelo a la batidora de vaso.

Pela el plátano y añádelo a la batidora, junto con todos los demás ingredientes. Mézclalo todo a la potencia más alta, hasta que los ingredientes estén completamente triturados.

Vierte el smoothie en vasos y espolvorea unas semillas de chía por encima, incluso puedes poner unos trozos de picado si lo deseas.

Notas de la receta

Si no tienes yogur griego a mano, puedes utilizar un yogur normal. El resultado no será tan cremoso, ya que la textura del yogur griego hace que sea más parecido a un batido, que a una bebida saludable.

El ingrediente mágico del smoothie es utilizar plátano congelado, que en ese caso habría que eliminar los cubitos de hielo. Actúa como un helado cuando se utiliza en smoothies. No afecta demasiado al sabor final, lo que permite que la fruta protagonista brille, pero proporciona una textura ideal para que quede hiper cremoso.

 

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubemailFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubemail