¿Te das un día de reposo?

En nuestra vida siempre ha sido necesario tomar vacaciones cada tres meses durante el año laboral, porque nuestro cuerpo al cumplir ese plazo “se hastía o se cansa” yopi yopi     Por Alina Trujillo

Iniciamos el año y cuando menos pensamos se llegaron las vacaciones de “Semana Santa”; para el mes de Julio y hasta finales de Agosto,  estamos en Vacaciones de Verano ; y para Diciembre nos encontramos en las festividades de Navidad y llegada del Año Nuevo, lo que nos permite descansar, para también disfrutar de la unión familiar y buscar un acercamiento en lo espiritual.    

Pero por si no te habías dado cuenta, cada semana (después de trabajar arduamente dentro y fuera de casa) es obligatorio descansar un día de nuestras actividades cotidianas, para recuperar nuestras fuerzas e iniciar una nueva etapa de 7 días intensos entre el trabajo profesional y las demás ocupaciones de nuestra vida personal.  Y esto no es algo que solamente responda a la necesidad física de reposar después de tanto trajín, sino a la de convivencia con otras personas y con nuestro interior, traduciéndose esto en relacionarnos con el Creador. 

Esta costumbre de tener un “día de reposo” viene desde los inicios de la humanidad; según registros bíblicos, cuando el mismo Creador terminó toda su obra y decidió descansar de su labor al séptimo día.  Como lo cita Génesis 2:2 en la versión Reina Valera 1909: “Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho”.

Por lo tanto, debemos tomar ese día de reposo como un derecho, en el cual no se realizan actividades cotidianas, para dar paso al relax, visitar el templo para dar honra y adoración Al que nos creó y para disfrutar de horas de esparcimiento a nuestra elección: Ese día no se cocina en casa y se come fuera de ella; o bien, se sacan los “guardaditos” del congelador para disfrutar de un variado buffet en compañía de la familia.  

El Amor nunca está de Vacaciones

Mucho se ha especulado acerca del día exacto para reposar, y tal vez se piensa que ese día tampoco nos ocuparemos de obras que puedan ayudar a otros, porque nos implica el “tomarnos la molestia” cuando estamos descansando.  Sin embargo, para hacer el bien, no hay un día especial, pues a Dios le place que nunca dejemos de lado el demostrar amor a nuestros semejantes, trátese del día que se trate. (Marcos 3:4,5)

mujer_tumbada_en_sofa_leyendo_1280x914Cualquier día es bueno para asignarlo al reposo, siempre y cuando demos a Dios un tiempo de honra y verdaderamente descansemos.  No para limpiar la casa, lavar, planchar, hacer las compras y la comida para toda la semana, etc.  Aunque la vida actual nos orilla a hacer de nuestro día de descanso, el día de “hacer todo lo que no pudimos realizar en la semana”, por razones de agenda, a Dios le agrada que tomemos tiempo de deleite para reír, convivir, leer, dormir, ver un buen programa o película, escuchar música, hacer algún deporte o lo que sea de placer a nuestras vidas.  Mientras que todo lo que hagamos sea hecho con Amor.

Mujer Valiosa:  Es tiempo de que valores tu vida, te des un tiempo para ti misma y exijas tu día de reposo, pues éste es tu derecho por orden divina.  Cuando Dios lo instituyó, también lo hizo pensando en ti.  ¡ No lo desaproveches..!   Te espero en mi siguiente entrega, para que juntas reflexionemos y logremos alcanzar una Vida Plena..!  No faltes porque tengo algo más PARA TI.. Y nunca olvides que: ¡¡Tú vales mucho.. sólo Por Ser Mujer..!!   ¡ Hasta la próximaaaaa..!

 
Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubemailFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubemail

twittergoogle_plusmailtwittergoogle_plusmail