Termografía: detección temprana del cáncer de mama

El Dr. Francisco Javier González Contreras, investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), está desarrollando una técnica para la detección de cáncer de mama mediante termografías.

Lic. Montserrat García Talavera.- 05 de Julio 2018.- La termografía es una tecnología que permite registrar gráficamente la temperatura del cuerpo con exactitud y sin necesidad de contacto físico. Dicha tecnología puede ayudar a la detección de cáncer de mama, con un nivel de efectividad superior a 90%. En el 2012, el cáncer de mama fue la principal causa de morbilidad por tumores malignos entre la población de 20 años o más. Los tumores, específicamente el de seno, tienen una generación de calor metabólica más alta, porque las células se reproducen más rápido que en tejido normal, esas variaciones pueden ser vistas a través de la termografía infrarroja. Este método de exploración clínica, además de no ser invasivo, detecta formaciones anormales menores a seis milímetros de diámetro y a una profundidad de dos centímetros, se puede utilizar en mujeres de cualquier edad y en mujeres bajo terapias hormonales. El Dr. González reconoce que se debe complementar esta técnica con un ultrasonido para un diagnóstico más certero, debido a que aún no está avalado como único para determinar la presencia de la enfermedad. El método más utilizado actualmente para la detección de cáncer de mama es la mamografía, que consiste en rayos X que son una radiación ionizante que arroja una imagen anatómica del seno y se pueden observar formaciones atípicas en el tejido. La mamografía no puede ser utilizada por mujeres embarazadas, ni tampoco más de tres o cuatro veces al año debido a que utiliza rayos X . La mamografía es un estudio anatómico, mientras que la termografía infrarroja es un análisis funcional del seno. La termografía debe ser utilizada con una temperatura corporal equilibrada, para lograr esto los pacientes son colocados en una cámara alrededor de diez minutos, después se toman tres imágenes del seno, con el fin de abarcar la totalidad del mismo y parte de la axila donde se ubican los ganglios linfáticos. El Dr. González utiliza una cámara FLIR T600, la cual genera imágenes de 480 por 360 pixeles de longitud, una vez teniendo esta imagen, se otorga una puntuación a cada seno basada en la temperatura y el patrón vascular. Si en un seno se observan más venas que en el otro, si hay cambio de temperatura se da una puntuación de dos; si se califica con más de 3 puntos es probable que haya presencia de células cancerosas. Esta tecnología se encuentra en etapa de investigación en el Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto de la UASLP y en el estado de Guerrero, donde han diagnosticado con éxito 300 casos. Usando la termografía para encontrar tumores se puede diagnosticar cáncer de mama desde que el tumor mide seis milímetros de diámetro, lo cual ayuda a tomar medidas y a que no se desarrolle el cáncer, por lo tanto disminuiría la tasa de mortalidad por esta enfermedad. Debemos tomar en cuenta que la autoexploración ayuda a encontrar tumores desde un centímetro de diámetro, lo cual significa que el tumor tiene desarrollándose de 3 a 5 años. Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Mamograf%C3%ADa http://conacytprensa.mx/index.php/ciencia/salud/5010-termografia-para-la-deteccion-temprana-cancer-de-mama?utm_source=newsletter_2375&utm_medium=email&utm_campaign=termografia-para-deteccion-de-cancer-de-mama https://es.wikipedia.org/wiki/Termograf%C3%ADa
Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubemailFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubemail