Y Dios…Qué opina acerca de la violencia intrafamiliar?

Por: Karina Trujillo.MI KARY Que tal amiga, bienvenida nuevamente a mi sección, donde sabremos lo que  Dios opina acerca de la violencia intrafamiliar... veamos. Cuando Dios estableció a la familia como la base principal de nuestra sociedad, jamás lo hizo pensando en que ésta cayera en la decadencia moral y espiritual que muchas familias están experimentando. Ésto se describe muy bien en el libro de Miqueas capitulo 7 que es un lamento ante una sociedad corrupta y sin valores. El versículo 6 que  a la letra dice: “el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra su madre, la nuera contra la suegra, y los enemigos del hombre son los de su propia  casa” nos describe la condición de una  familia alejada de los principios de Dios. Por otro lado la palabra de Dios nos dice en el Salmo 133:1y3  “miren cuán bueno y agradable  es que los hermanos convivan en armonía, ¡Porque ahí, el Señor envía bendición y vida eterna!” Esa es la voluntad de Dios para las familias. Que lleguen a su casa anhelando refugiarse en ella después de un día difícil en la escuela, el trabajo o donde tenga que andar, sabiendo que encontrarán amor en sus seres queridos. Para sacar la violencia de nuestros hogares, habría que seguir 5 puntos clave que se basan en el respeto mutuo: 1.- El esposo trate a su esposa con delicadeza reconociendo que es más frágil que él y su papel es protegerla y darle la seguridad de que puede confiar en él. 2.- La esposa dé su lugar al esposo, reconociéndole como el guía de la familia, apoyándolo y tomando las decisiones junto con él con respecto al buen manejo de su hogar, no sólo como el  que provee las necesidades de cada miembro. Ese ejemplo es el que aprenderán sus hijos y lo practicaran más adelante. 3.- Los hijos respeten a sus padres, entendiendo que no son sus “amigos” sino su  figura de autoridad puesta por Dios. 4.- Los hermanos se respeten unos a otros, sin importar su edad, tratándose con cortesía y amor. 5.-  Los padres respeten a sus hijos y trátenlos con sabiduría y amor, midiendo sus palabras y actitudes, pero con firmeza y disciplina. Sin golpes ni insultos para  no provocar resentimiento en ellos. En la palabra de Dios  encontramos múltiples consejos tanto para los padres como para los hijos que ayudan a desarrollar una relación sana entre miembros de la familia. Siguiendo esta pauta, la familia convivirá sanamente y la violencia y el abuso no formaran parte de su vida. Me despido, hasta la  próxima no sin antes invitarte a que sigas visitando mi sección. ¡Dios te bendiga!.    
Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubemailFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubemail

twittergoogle_plusmailtwittergoogle_plusmail