Image default
Noti-MujerPor Ser MamáPor Ser tus Hijjos

10 Señales de que eres una madre amargada y le estás haciendo daño a tus hijos

«¿Madre amargada yo? ¡Nooo! ¡Cómo crees! Si yo adoro a mis hijos, me enojo todo el tiempo porque me preocupan, sólo los estoy educando». Esto es algo que me dijo una amiga hace poco. ¿Qué opinas? El amor de madre no se cuestiona, pero a veces la forma de demostrarlo no es la mejor. En el esfuerzo de ser la madre perfecta, puedes perder de vista lo más importante que es «disfrutar» sus etapas y su crecimiento. No olvides que cada momento es único e irrepetible, así que, si descubres que durante el día te quejas mucho más de lo que disfrutas, te angustias más de lo que resuelves y vives enojada, ten cuidado. Repasa estas señales y estas soluciones que te comparto para que pongas manos a la obra.

Fuente: https://mamaslatinas.com/

Claro que ser mamá tiene su lado complicado, pero si contagias a tus hijos de tu estrés, y peor aún, te enojas con ellos y olvidas que apenas están aprendiendo, es posible que estés transmitiendo el mensaje equivocado. Y, aunque para nada sea tu intención rechazarlos, tu malestar y tu mal humor permanente parecería decirles que en lugar de que los amas los quieres lejos de tu vista.

Es cuestión de que tengas paciencia, pero debes aprender ciertas estrategias para lograrlo. Es este caso, no sólo basta con la intención, también tienes que entrenar tu mente y ejercitar tu capacidad para disfrutar y sí puedas vivir con felicidad esta etapa tan maravillosa que te ha regalado la vida al ser mamá. Eso sí, como todo entrenamiento, requiere práctica así que inténtalo todos los días.1/20

Desde que amanece, eres un sargento dando órdenes e instrucciones.

iStock

Desde que amanece, eres un sargento dando órdenes e instrucciones.

Estás tan acostumbrada a querer tener todo en orden y bajo control que ni los buenos días das. Dar los buenos días a tu familia e iniciar con una actitud de acercamiento y afecto debe ser prioridad antes de cualquier instrucción.2/20

Consejo: Inicia el día con un reconocimiento positivo a tu pequeño y dile algo bonito.

iStock

Consejo: Inicia el día con un reconocimiento positivo a tu pequeño y dile algo bonito.

Una notita en el desayuno, un «¡buenos días!» con un títere, una buena sesión de cosquillas, te levantarán el ánimo y te conectarán con la gratitud por un nuevo día. Disfruta la risa de tus pequeños y te será más fácil lograr que sigan tus instrucciones porque el ambiente será favorable.

3/20

Siempre esperas lo peor y se lo haces saber con tus palabras o con tu lenguaje corporal.

iStock

Siempre esperas lo peor y se lo haces saber con tus palabras o con tu lenguaje corporal.

Mensajes como: “¡No quiero que vayas a olvidar tu mochila!” o “¡Apúrate que siempre te tardas desayunando!”, o “¡Mira nada más que fachas!” son ejemplos de frases cotidianas que pueden parecer inofensivas pero que crean un ambiente de tensión.4/20

Consejo: Valida sus talentos, pídele que se apoye en sus fortalezas para contrarrestar sus debilidades.

iStock

Consejo: Valida sus talentos, pídele que se apoye en sus fortalezas para contrarrestar sus debilidades.

Reconócele sus cualidades, no enfatices aquello que no hace bien, enfatiza lo que hace bien para que mejore sus puntos débiles. Dile, por ejemplo: «Tú eres muy creativo, estoy segura que harás una magnífica tarea».

5/20

Vives inmersa en tu estrés y dejas de escucharlo atentamente porque tu mente no está enfocada.

iStock

Vives inmersa en tu estrés y dejas de escucharlo atentamente porque tu mente no está enfocada.

Piensas en la casa, en los pendientes, en tus problemas, en tu trabajo y quieres resolverlo todo al mismo tiempo y no te concentras en nada. Por lo tanto, si tu hijo te habla sientes que te está interrumpiendo cuando en realidad está necesitando algo de ti.6/20

Consejo: Busca un momento especial durante el día para mirarlo a los ojos y escucharlo con atención.

iStock

Consejo: Busca un momento especial durante el día para mirarlo a los ojos y escucharlo con atención.

Tu pequeño sabe que no le estás poniendo atención y hará todo para atraerla y muchas veces lo hará de muy mala forma, puede usar el berrinche o la travesura. Mejor usa un momento para conectarte con él de forma asertiva.

7/20

Criticas sus sentimientos y en ocasiones los invalidas y olvidas que es un niño.

iStock

Criticas sus sentimientos y en ocasiones los invalidas y olvidas que es un niño.

Aunque su problema te resulte insignificante, evita ser insensible a sus emociones. Quizá murió su mascota o quizá perdió un juguete o quizá perdió en el juego del recreo. Evita frases como: No exageres, o ya pasará, o eso no es importante. Podrías perder su confianza.8/20

Consejo: Jamás desacredites sus emociones, es importante que sienta tu apoyo.

iStock

Consejo: Jamás desacredites sus emociones, es importante que sienta tu apoyo.

Sus inquietudes o problemas podrían parecerte simples y fáciles de resolver, pero recuerda que él es un niño que requiere de tu guía y orientación, pero sobre todo de tu empatía como mamá. Si estas de mal humor o estás saturada de estrés, es posible que seas indiferente. Ten cuidado.

9/20

Te quejas durante la mayor parte del día y nunca planteas soluciones.

iStock

Te quejas durante la mayor parte del día y nunca planteas soluciones.

Hay un dicho que dice que el que se queja y no hace nada, pierde el derecho de quejarse. Quizá se te ha convertido en costumbre desahogarte en voz alta con respecto a tus inconformidades, pero esto es muy perjudicial para ti y para los que te rodean porque el ambiente se vuelve tóxico.10/20

Consejo: Expresa tus emociones ante los problemas cotidianos, pero también habla de cómo los solucionarás.

iStock

Consejo: Expresa tus emociones ante los problemas cotidianos, pero también habla de cómo los solucionarás.

Cambia el enfoque de la queja a la solución. Esto te ayudará a encontrar el lado bonito de tu día y además enseñarás a tus hijos que todo problema tiene una solución. Todo está en buscar creativamente y activamente para resolverlo de la mejor forma.

11/20

Lo amenazas todo el tiempo cuando se porta mal, pero no pones límites reales.

iStock

Lo amenazas todo el tiempo cuando se porta mal, pero no pones límites reales.

“Te voy a castigar”, «Te voy a esconder tus videojuegos», «Te voy a prohibir…» en fin, solo hablas de lo que vas a hacer, pero no pones verdaderos límites. Además, lo haces enojada y con una actitud de rechazo.12/20

Consejo: Ni castigos ni amenazas, usa el método de las consecuencias lógicas como estrategia.

iStock

Consejo: Ni castigos ni amenazas, usa el método de las consecuencias lógicas como estrategia.

Los castigos y las amenazas están regidos por el estado de ánimo. Si estás enojada parecerá venganza más que una técnica formativa. Lo mejor es que si el tuvo una conducta inapropiada, tenga una consecuencia relacionada con el evento. Si rompió algo, que lo repare.

13/20

Cuando tu pequeño te quiere abrazar, lo rechazas sin darte cuenta porque estás muy ocupada.

iStock

Cuando tu pequeño te quiere abrazar, lo rechazas sin darte cuenta porque estás muy ocupada.

Aunque no sea tu intención, tu hijo notará que no te estás conectando genuinamente y poco a poco evitará el contacto contigo. Quizá perciba tu mal humor o tu desinterés y prefiera no acercarse para evitar un rechazo de tu parte.14/20

Consejo: Date un momento para el afecto, dedícale tu cariño por unos instantes.

iStock

Consejo: Date un momento para el afecto, dedícale tu cariño por unos instantes.

Está comprobado que la importancia del afecto ayuda a que tenga mejor salud, un buen desarrollo y además a que aprenda habilidades emocionales. Para ello es importante que tú las aprendas primero. Ponte la meta de un abrazo al día y verás como tendrás mejor ánimo.

15/20

Casi no ríes durante el día y has perdido el sentido del humor.

iStock

Casi no ríes durante el día y has perdido el sentido del humor.

No quieras ser la madre perfecta, la mujer perfecta, la esposa perfecta. Deja de sobre exigirte y date la oportunidad de equivocarte y aprender de ello. Ríete de las cosas simples e incluso mira videos de comedia para que puedas recuperar tu alegría.16/20

Consejo: Haz un ejercicio de gratitud y observa todas las bendiciones que tienes a tu alrededor.

iStock

Consejo: Haz un ejercicio de gratitud y observa todas las bendiciones que tienes a tu alrededor.

Es un ejercicio de la psicología positiva que pide que entrenes a tu mente en observar con conciencia los detalles que te hicieron crecer durante tu día. La idea es que agradezcas la oportunidad de lo bueno y lo no tan bueno, encontrando el lado nutritivo de cada experiencia.

17/20

Te sientes culpable por regañarlo tanto y compensas siendo permisiva o comprándole cosas.

iStock

Te sientes culpable por regañarlo tanto y compensas siendo permisiva o comprándole cosas.

No le des dobles mensajes; por un lado, eres demasiado estricta, pero por el otro lo premias cuando te sientes culpable. Sé congruente y no caigas en los extremos porque confundes a tus hijos.18/20

Consejo: Si eres explosiva, toma un tiempo antes de gritarle y habla con él cuando estés en calma.

iStock

Consejo: Si eres explosiva, toma un tiempo antes de gritarle y habla con él cuando estés en calma.

Si estás pasando por una mala racha emocional, hazte responsable de tus emociones y no explotes con tus hijos. Busca una descarga o un desahogo emocional con una amiga o con un profesional de la salud mental. Si sabes que vas a explotar, detente y sal a caminar o a hacer ejercicio.

19/20

Eres inconsistente con lo que pides, ya que pides a tus hijos lo que no das.

iStock

Eres inconsistente con lo que pides, ya que pides a tus hijos lo que no das.

No dejes que tu estado de ánimo gobierne tus acciones. Es posible que cuando estés enojada te molestes con ellos por cosas que quizá no te molestarían si estás feliz. Esto sería incongruente y los puedes confundir.20/20

Consejo: Sé congruente, necesitas educar con el ejemplo.

iStock

Consejo: Sé congruente, necesitas educar con el ejemplo.

Recuerda que tus hijos aprenden con el ejemplo y por mucho que les pidas respeto, compromiso, honestidad y responsabilidad, es algo que deben percibir de ti a través de tus acciones. Si estas enojada todo el tiempo, ellos lo aprenderán de ti también.

FacebooktwitterrssyoutubemailFacebooktwitterrssyoutubemail

twittermailtwittermail

Artículos Relacionados

CAZZU CONFIRMA EMBARAZO CON CHRISTIAN NODAL EN PLENA PRESENTACIÓN

admin2

Datos sobre el síndrome de Tourette

admin2

Astaxantina ¡¡El antioxidante más potente que hay!!

PSM