Image default
Por Ser PrevenidaVIOLENCIA

Aprende a identificar los tipos y manifestaciones de violencia en el noviazgo

“Seguro lo que hice lo provocó”, “mi amor lo va a cambiar”, “si me pega, es porque me quiere”… El amor no es violencia, el amor no duele, amar es respetar a la otra persona

Las relaciones de noviazgo constituyen una experiencia muy importante en la vida de las personas. La emoción de esa primera llamada telefónica, las primeras risas nerviosas, la primera caminata juntos tomados de la mano, el primer beso; sin duda resulta una de las etapas más agradables y llena de emociones.

Sin embargo, es en esta misma etapa donde pueden aparecer manifestaciones sutiles de violencia, como son los pellizcos, empujones, pequeñas prohibiciones, chantajes e insultos, hasta agresiones sexuales que pueden ir escalando hasta llegar a la muerte.

Dentro de la etapa del noviazgo, los tipos de violencia que pueden manifestarse son los siguientes:

Violencia física: golpes o el uso de cualquier instrumento que lastime el cuerpo de otra persona.

Violencia psicológica: es toda forma de intimidar, descalificar o hacer sentir mal a la otra persona emocionalmente, un ejemplo son los celos obsesivos que mantienen al otro alejado de sus amistades o intereses.

Violencia verbal: se da a través del lenguaje, groserías, humillaciones, gritos, adquiridos de canciones o películas que reproducen formas violentas.

Violencia sexual: se da cuando hay condicionamientos del amor ‘si no lo haces entonces ya no te quiero’. Tratar de manipular o controlar el cuerpo de la otra persona para mis deseos o satisfacción de mis necesidades.

La raíz de todos estos tipos de violencia radica en la forma en que se educa a hombres y mujeres. A los primeros se les forma bajo el papel de figura dominante, de proveedores del hogar, y a las segundas bajo el papel de dominadas, de personas sumisas y serviciales, responsables de atender y procurar a los demás, comenzando con la pareja.

Por eso, cuando las juventudes crecen con este tipo de referencias en sus hogares el resultado son mujeres adolescentes o jóvenes que tienen una alta probabilidad de vivir situaciones de violencia en sus relaciones de pareja.

Una herramienta muy útil para identificar la violencia en el noviazgo es el violentómetro:

Así que si detectas cualquier forma de violencia en tu relación, estás a tiempo. Si vives alguna situación de violencia, puedes llamar a la línea 01800 Háblalo o acudir al Centro de Justicia para las Mujeres más cercano. Consulta el directorio aquí.

FacebooktwitterrssyoutubemailFacebooktwitterrssyoutubemail

twittermailtwittermail

Artículos Relacionados

¿Sabes qué hacer ante un caso de brutalidad policial?

PSM

Consecuencias de la radiación solar en la piel

admin2

Los graves peligros del paracetamol: “Su uso continuado tiene efectos que desconocíamos”

PSM