Image default
AGENDA DE GÉNEROMujer con PropósitoNoti-Mujer

LA INCREDULIDAD – 7mo. Enemigo del éxito

Por: Dora Ortiz de Olivas/Terapeuta Familiar/Conferencista

¿Qué tengo qué hacer para vivir exitosamente?

 

¡Aléjate de la incredulidad!

Aquí te vamos a decir cómo.

 

Young woman with finger in mouth, close-up, studio shot

Si realmente queremos vivir con éxito, no nos enfoquemos en llegar a la cumbre sino en disfrutar cada paso caminando hacia ella, siguiendo las instrucciones correctas. El éxito se disfruta y se saborea cuando le encontramos sentido a lo que hacemos, a todo aquello que nos apasiona y que además nos permite crear un impacto positivo en otras personas.

Yo me siento exitosa cuando cumplo el propósito para el cual fui diseñada. Necesitamos comenzar a poner nuestra fe en aquello que nuestro diseñador dijo de nosotras para afirmarnos que somos mujeres exitosas. Nada le sucede a la mujer incrédula pero sí a la que pide con fe y camina en fe. 

Una persona incrédula es aquella que deja de creer, que no tiene fe y que duda de lo que es cierto. 

Y te preguntarás: ¿Cómo voy a saber si es cierto aquello en lo que debo creer? Ésta, es una pregunta muy importante.

Te comparto lo que yo hago: Yo creo, dependiendo de la persona que me dice o promete tal o cual cosa. Jesús, el hijo de Dios creyó en que un día resucitaría después de morir en una cruz, sólo porque su Padre le dijo que así sucedería. Le creyó por quién era Él. Él conocía a su padre perfectamente.

Nuestro instructivo o manual de vida nos dice que la fe, es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). En otras palabras, es estar completamente seguro de que, lo que esperas, sucederá aunque no lo veas ahora. Si te soy sincera, yo no confío en alguien que me ha quedado mal, sé que lo que me dice no estoy segura que sea cierto o que sucederá.

Fe es creer en lo que Dios te ha dicho. Y creer es la condición para que eso que te ha dicho, suceda en tu vida.

Closeup portrait of a happy young woman smiling isolated on white background

Si Dios te dijo que te formó para que vivas exitosamente, lo único que hará que esto suceda es que tú lo creas, porque Él te lo dijo, Él te diseñó y te hizo funcionar.

Yo no creo que alguna persona que crea algo, lo haga para que no sirva para nada o para que no funcione, para que sea un fracaso ¡Nooo! Tu fuiste formada para funcionar perfectamente, para vivir con éxito. Una vez que creas en lo que tu diseñador te dijo, tus acciones serán dirigidas hacia ese propósito y cada cosa que hagas tendrá sentido, sabrás para qué lo haces. Porque él te lo ha dicho y no miente.

Algunas razones de por qué no llevas una vida exitosa:

  • No crees en el que te diseñó, por lo tanto tampoco en su diseño.
  • No crees en Él porque no lo conoces.
  • No lo conoces porque no has tenido una relación con Él.
  • No has tenido una relación con Él porque no has tomado la iniciativa de acercarte a Él e iniciar una conversación profunda.

¿Acaso crees en una persona con la cual nunca has conversado o en un desconocido? No ¿verdad? Entre más profunda sea la relación, más le conoces, hay más confianza y más fe.

Te repito, la fe radica en la persona. En su palabra y en su vida. En lo que dice y hace, y que esto tenga congruencia, en otras palabras: en su veracidad y testimonio. Por eso para creer en Dios necesitas saber quién es (persona) y lo que hace (testimonio), su proceder, su vida.

 

Cuando ves por ejemplo a una persona que ha logrado grandes cosas, crees en ella; la sigues en redes sociales, le das like, le mandas estrellas; te comienzas a interesar por lo que ofrece, etc. Esto es porque su vida te ha inspirado y luego quieres ser como esa persona. Te proyectas. Actúas como ella, te vistes como ella, hablas como ella, etc. Tu fe en esa persona te lleva a hacer cosas como ella.

Por eso para poder creer en tu diseñador y en su propósito para tu vida, lo primero que se tiene qué hacer es creer en Él como persona. En tu creador, quién es él, cómo piensa, qué siente, cómo actúa, qué ha logrado, ¿es una persona exitosa o no? Eso te inspira a hacer las cosas como Él las hace; a parecerte a él. Fuiste creada a su imagen y semejanza. Déjame te cuento lo siguiente:

Cuando comienzas a creer en un coach, en un mentor, líder espiritual, etc. Es porque has visto el testimonio de esa persona y sus resultados; todo lo que ha logrado.

 

Si ese coach o líder, está dando un curso y tú eres su alumna, debido a que ya crees en él seguirás sus instrucciones al pie de la letra para lograr los resultados que te promete y lo harás porque él lo dice.

Tu ya confías en él y lo haces tal y como te lo dice. Cuando ves los resultados positivos de aplicar lo aprendido te genera placer, felicidad y más fe. 

Tu confianza crece y la duda desaparece y no sólo eso, comienzas a atraer gente hacia él, recomiendas sus cursos y todo lo que ofrezca ¿no es cierto?

Esa es la clave para tener una vida exitosa, creer en la persona que te ha dicho que fuiste creado para caminar cada día exitosamente, haciendo eso que te apasiona, aquello que  haces muy bien y que impacta de manera positiva a otros. 

Si esta computadora que tengo en mis manos hablara, al ver ella que me está sirviendo a mí  para hacer lo que necesito, ésta voltearía con su fabricante y le diría: “Me siento tan feliz de cumplir mi propósito, tú me diseñaste para esto, y ahora estoy impactando las vidas de las personas que confían en mi; me siento realmente exitosa, funciono tal y como me diseñaste”. De la misma manera tú y yo funcionamos. Todos queremos vivir exitosamente, entonces ¿Por qué no vivimos de esa manera? No porque no creamos en que podemos hacerlo sino porque no creemos en quien nos dijo que podemos.

Hemos depositado la fe en nosotros, en nuestras fuerzas, en nuestro ego, en mis recursos, en mi capacidad, en mi status, en mi educación, en mi familia, en mi entorno, la cultura, el gobierno etc… En todo menos en quien me dijo que nací para vivir exitosamente, en mi fabricante. Nos hemos alejado tanto de cumplir aquello para lo cual fuimos creados que hemos creído en aquello que cada día nos aleja más y más del éxito integral.

Dos tipos de incrédulos:

El ignorante:

No sabe, no conoce, no cree.  No sabe que tiene un diseño y un diseñador y un propósito en la vida, así que, no conoce nada de esto por lo tanto no cree y vive desenfocado o enfocado en lo incorrecto.

El impersuadible.

Sabe, conoce, pero no se deja persuadir o convencer a creer. Sabe que hay un Dios, que alguien lo formó, lo conoce porque ha estudiado acerca de él, le han platicado, etc. Pero cuestiona todo y no se deja persuadir para creer en él. Son personas que tienen más argumentos que humildad para dejarse enseñar. Saben que saben, pero no son persuadidos para creer.

Un ejemplo de este tipo de incrédulos se menciona en el manual del fabricante, en Hechos 26:28. El Rey agripa le dice a Pablo cuando estaba defendiéndose por ser acusado injustamente. “Por poco me persuades a ser cristiano”, es decir, a creer y servir al Cristo resucitado. Y Pablo le dice: “Yo sé que ya sabes todo lo que te estoy platicando y has creído a los profetas. No solo me gustaría que siguieras a Jesús tú sino todos éstos que me están escuchando».

Como ves, te menciono estos 2 tipos de incrédulos. La ventaja con el primero, el ignorante es que puede creer si se le enseña, pero el segundo, el impersuadible requiere un trato especial directamente de su diseñador. Situaciones muy fuertes. Algunos jamás creerán, por lo tanto, su vida estará disfrazada de un éxito falso; riquezas, reconocimiento, fama, popularidad, etc. 

La palabra impersuadible significa desobediente, es decir este tipo de incrédulos no obedecen las instrucciones, aunque las conozcan y las entiendan.

Podemos decir entonces que la incredulidad viene por ignorar lo que dice nuestro manual de vida, o mejor dicho, nuestro diseñador; o por la impersuabilidad. En ambos casos no actúan según la Palabra de Dios. Es decir, no se obedece.

La importancia de tener fe para vivir exitosamente es:

Que cuando una persona cree, se aleja de la inacción, del miedo, de la preocupación, de la ansiedad y depresión y se acerca al éxito. Creer en lo que es correcto, en las palabras dichas o instrucciones dadas por tu diseñador te permite tener una vida sana emocional, física y espiritualmente. Tu alma, cuerpo y espíritu funcionan adecuadamente.

¿En qué has creído que te ha llevado a estar donde estás ahora? ¿A quién le has creído? ¿Te sientes satisfecha en la condición que estás? ¿Has conocido a tu diseñador pero no has tenido una relación con Él? ¿Sabes cuál es tu propósito en la vida? ¿Sabes para qué fuiste diseñada?

¡Fuiste creada para ser una mujer con propósito!

Consejos prácticos para activar la fe, alejarte de la incredulidad y caminar en el éxito.

  1. Sé humilde y aprende a desarrollar tu fe poco a poco. No es un maratón, pero dar el primer paso te hará estar más cerca de la meta.
  2. No te condenes, por haber dudado hasta ahora de tu diseñador y de ti misma. Siempre hay una oportunidad para comenzar a tener fe.
  3. Pide perdón a quien has ofendido, a tu diseñador y recíbelo.
  4. No intentes cuestionar a tu diseñador, sólo acepta que como Él te hizo eres perfecta. Diseñada para cumplir un gran propósito en esta vida.
  5. Acepta los cambios en tu vida porque Él sabe que son para tu bien, pues todo lo que de él proviene es bueno, agradable y perfecto.

“El éxito es la fuente de inspiración de tu diseño, tu forma tiene el sello del triunfo”


(Dora Ortiz)

Se que tienes en mente a alguna persona a quien le serviría mucho leer este mensaje de esperanza, ¿Me ayudas a compartirlo?

Me encantaría leer tus comentarios sobre este artículo y saber qué impacto ha tenido en tu vida, de esta manera me ayudas a seguir compartiendo contenido de valor.

Escríbeme al WhatsApp 662 352 0058. Te leo, Gracias!!

Sígueme en redes sociales como: Enfocando Vidas

Si necesitas ayuda personalizada, estamos para servirte.

  • Dora Ortiz de Olivas
  • Terapeuta Familiar/Conferencista
  • Locutora del programa radial “Mujer con Propósito”
  • Co-Fundadora de “Enfocando Vidas”
  • dortiz@proposito.net

Aparta tu cita online al 662 352 00 58

FacebooktwitterrssyoutubemailFacebooktwitterrssyoutubemail

twittermailtwittermail

Artículos Relacionados

PASTA CREMOSA CON ATÚN

PSM

Formas de prevenir el acoso y hostigamiento sexual en el trabajo

PSM

AROS DE CEBOLLA

admin2