Image default
Cultura y EspectáculosModaMUJER TALENTOSANoti-Mujer

Sobre María Félix y su debilidad por la moda mexicana

«La Doña» como ícono de la moda

/ ANDREA ARAUJO /

Es 1959. Durante el estreno de “La Estrella Vacía”, María aparece en dos tomas portando el modelo “Cristina” de Armando Valdés Pesa, un diseño elaborado en raso, con encaje y bordado con perlas canutillo y piedras facetadas. Sin saberlo, este vestido se convertiría en una de las piezas estrella de Hilos de la historia, una exhibición del Instituto Nacional de Antropología e Historia para después estar atesorado dentro del Castillo de Chapultepec, donde se encuentra guardado hasta la fecha de hoy.

María era la mujer más brava de México. Tenía una inteligencia y rebeldía que atraía a cualquiera, sabía seducir por sus palabras y su actuación, pero sobre todo por su increíble elegancia y estilo, cualquier persona se le quedaba mirando en la calle sin importar si la conocían como actriz. Sus vestidos se convirtieron en joyas y referencias para marcas como DiorChanel y Hermès, incluso fue nombrada una de las mujeres mejor vestidas del mundo por la Federación Francesa de la costura en 1984.

Entre su clóset, siempre destacaron los vestidos y rebozos mexicanos que amaba combinar con sus hermosas joyas. Le encantaba el color rojo, así como los pantalones y camisas que siempre complementaba con pañuelos. El mexicano Armando Valdés fue su diseñador de cabecera gran parte de su carrera y estuvo a cargo de su vestuario en películas como Alguien Nos Quiere Matar (1970), Matrimonio y Sexo (1965), Doña Diabla (1950), Enamorada (1946). El Peñón de las Ánimas (1942), La Mujer de Todos (1946), entre otras. Incluso fue él quien diseñó su vestido de bodas cuando se casó con el actor Jorge Negrete.

María sabía lo que quería vestir en cada una de sus filmaciones, ella decidía qué ponerse, desde los vestidos hasta los zapatos y accesorios, y todos tenían que estar de acuerdo si querían que “La Doña” actuara. Su elegancia pasó a ser lo que más destacó de ella, además de que siempre estuvo encantada con la belleza mexicana y sus tradiciones.

Actualmente, parte de sus vestidos se encuentran guardados en lugares como el Castillo de Cahultepec y la Fundación María Félix. Dichos atuendos son considerados patrimonio de nuestro país y se han exhibido en museos y exposiciones como María Félix: La diva y su vestuario de cine en distintas partes de la república. Incluso algunos coleccionistas siguen trabajando en reunir el resto de sus atuendos perdidos, siempre guiándose por las fotografías de sus filmaciones.

No podemos más que admirar su trabajo como modelo de fotografías y de sus vestidos, los cuales inspiraron a cientos de diseñadores alrededor del mundo poniendo el nombre de México en alto. Su porte supera al de muchas actrices de su época y hasta el día de su muerte, siempre se le consideró un ejemplo a seguir para quienes aman el glamour y la elegancia.

“Me encanta la gente, me encanta el amor que la gente me tiene. Me encanta mi público mexicano, me siento protegida por él.” – María Félix.

FacebooktwitterrssyoutubemailFacebooktwitterrssyoutubemail

twittermailtwittermail

Artículos Relacionados

Menorragia o sangrado menstrual abundante

PSM

¿Malva? conoce sus propiedades curativas

PSM

Quién es Luz Elena González Escobar, próxima titular de la Secretaría de Energía en el gobierno de Claudia Sheinbaum

admin2