Image default
Noti-MujerPor Ser Tu Hogar

TIPS PARA TRASPLANTAR DE UNA MACETA A OTRA FÁCILMENTE

Por Josselin Melara

GETTY IMAGES

Si eres amante de las plantas, esto te interesa: siempre pasa que, cuando una planta ya no cabe en su maceta, es momento de cambiarla a otra. Si es la primera vez que lo vas a hacer, es normal que te dé miedo, pues podría maltratarse y dejar de crecer.

¡No te preocupes! Sabemos que siempre hay una primera vez para todo, y trasplantar puede ser muy sencillo y seguro si sigues los consejos adecuados. Nosotros te los compartimos a continuación. 

¿CUÁNDO NECESITA MI PLANTA UN CAMBIO DE MACETA?

Hay dos formas de saber si una planta necesita una nueva maceta:

  • Detén con mucho cuidado tu planta y voltéala. Si la tierra se encuentra demasiado comprimida (o sea, que no se mueve con el movimiento) significa que las raíces están muy apretadas y es el momento de cambiarla.
  • Otra forma de saberlo es cuando las raíces están fuera de control y están saliendo por todos lados, incluso de la superficie de la tierra. 
  • Si estas situaciones anteriores no ocurren, significa que tu planta está a gusto en su maceta y no hay necesidad de cambiarla, a menos que quieras ponerla en una maceta nueva y/o más bonita. 
cómo trasplantar de una maceta a otra

(Foto: Getty Images)

TIPS PARA TRASPLANTAR SIN PELIGROS

AFLOJA LA TIERRA

Si la maceta actual es de plástico, lo que puedes hacer es cortarlo con unas tijeras o cuchillo.  Si no puedes porque el plástico es muy duro, puedes aflojar la tierra comprimiendo la maceta con tus dedos  y probar qué tan floja está jalando la planta de la parte baja del tronco (nunca de arriba, ni de las hojas). 

Por otro lado, si la maceta de la que vas a extraer es de barro o de otro material no blando, puedes pasar un cuchillo por la orilla cuidadosamente y humedecer un poco la tierra. Voltéala cuidadosamente, dando golpecitos en la parte de abajo. Cuando veas que está aflojándose la tierra, tira del tronco suavemente. 

PREPARA LA MACETA

La nueva maceta no debe ser muy grande, pues requerirá más agua. Una vez que la tengas, coloca una bolsa de plástico con agujeros en el fondo dentro de la maceta (esto ayudará a que conserve la humedad).

Coloca un poco de tierra en el fondo (una tercera o cuarta parte) junto con el abono que utilizas para tus plantas y revuélvelo con la tierra.

COLOCA LA PLANTA

Con la tierra con la que la extrajiste de la maceta anterior, coloca la planta justo en medio de la nueva y, alrededor, coloca más tierra hasta llenarla.

Es muy importante que la maceta esté bien llena, debido al desgaste de suelo. La planta debe quedar firme y derecha para tener un buen equilibrio y crezca sin problemas. 

FacebooktwitterrssyoutubemailFacebooktwitterrssyoutubemail

twittermailtwittermail

Artículos Relacionados

Presentación de la primera red global de mujeres en el cine y el audiovisual

admin2

Importante encuesta expone el número real de muertes por la vacuna anticovid

admin2

Tips para preparar alitas de pollo más deliciosas

PSM