Image default
AGENDA DE GÉNERONoti-MujerY Dios... ¿Qué Opina?

¿Crees que será suficiente con desearnos «Un Próspero Año Nuevo»?

Los seres humanos siempre hemos creído que con el sólo hecho de «declarar o desear» cosas buenas hacia nuestras vidas y las de los demás, todo será hecho.. Pero, ¿te has preguntado si en realidad es así?

Por Alina Trujillo / Directora Revista Por Ser Mujer

Es muy común que en los deseos de toda la gente se encuentre la frase «Próspero Año Nuevo» y es lógico que sea lo que más deseamos… pero la prosperidad no sólo representa éxito en los negocios, dinero en circulación, ahorros, etc… Más bien se trata de algo mucho más profundo e importante.

 

Todos anhelamos conseguir que en el Nuevo Año las cosas sean mejores en todos los aspectos.

Creemos mucho en que, lo que deseemos a otros, dará frutos de bendición, y muchas veces esperamos que “El Universo se confabule a nuestro favor” por el sólo hecho de desearlo, pero claramente, no es así

Sin embargo Dios, el Creador de todo cuanto existe, en su Palabra (La Biblia) nos da promesas de abundantes bendiciones para aquellos que obedezcamos sus mandamientos.

ley-de-atraccion

Pero… ¿Te has puesto a analizar si tu vida está honrando al que te creó?

Dios en su palabra dice que nos hemos apartado de Él y que por esta razón vivimos en caos, tanto en el país, en nuestras familias, como en nuestras vidas en lo particular; pues hemos volteado nuestra mirada hacia cosas vanas y estamos adorando dioses falsos, llámense éstos: artistas, deportistas, una afición, un vicio, la fama, los hijos, el trabajo, el dinero, imágenes de yeso, madera, oro ó plata y hasta a nosotras mismas.

Como es bien sabido, la tendencia actual de las personas es a adorarse a sí mismas, buscando la perfección física y la belleza antes que la calidad humana. Y tristemente, podemos ver lo vacíos que están los corazones de todas esas mujeres y hombres que se dañan el cuerpo para llamar la atención de los demás; tal vez porque arrastran traumas de la infancia, que no han podido solucionar. O porque no tienen un buen nivel de autoestima y desean sentirse importantes a través de sobresalir entre la mayoría. Y ese vacío no lo puede llenar ninguna cosa de este mundo.

Otra influencia que arrasa en la actualidad son las redes sociales; que incitan a mostrar las vidas cotidianas, las preferencias, las maneras de vivir y de vestir de las personas y llegan a viralizarse al grado de generar grandes ganancias para quienes muestran sus contenidos, sin importarles los valores y principios que deberían regir las vidas humanas. Y con ello se están llevando entre las patas de los caballos también la inocencia de nuestra niñez.

¿Qué nos ha traído todo esto?

Todo esto nos aparta de la devoción hacia Dios, la que al final de cuentas, sólo nos resultaría en una mejor calidad de vida, tanto espiritual, como material, física y económica… Sin embargo la gente considera que con sólo desear lo bueno, ya esto sucederá automáticamente.

En realidad si nos vamos a las Sagradas Escrituras, Dios dice:

“Si se humillare mi pueblo sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, buscaren mi rostro y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo Oiré desde los Cielos, Perdonaré sus Pecados, y Sanaré su tierra”

 


2 Crónicas 07:14

Claramente podemos apreciar en este versículo, cómo Dios nos asegura que la gente padece de muchos males actualmente, debido a su alejamiento de Dios (en oración, ayuno y lectura de su Palabra).

Nos dice también, que necesitamos humillarnos (hincarnos) ante su Presencia y buscar su rostro sinceramente en oración, lo cual nos traerá una disposición a enmendar nuestros errores y a convertirnos en mejores personas; luego entonces, lograremos que Dios escuche nuestras oraciones y nos perdone nuestras faltas, derramando así bendiciones abundantes sobre nuestras vidas.

Cuando habla de “Sanar nuestra tierra” nos dice que sólo así serán cortadas de nuestras vidas las raíces de amargura, maldiciones generacionales de enfermedad y formas de vivir que se repiten de generación en generación. Y por supuesto, todo lo que hagamos será prosperado, tendrá éxito y viviremos en paz sobre la faz de la tierra.

Así que, si deseas gozar ahora sí de un AÑO NUEVO lleno de PROSPERIDAD, ya sabes lo que tienes qué hacer…

Tú misma te sorprenderás de las Maravillas que verán tus ojos a cada paso que des por la vida, siempre y cuando no te alejes de nuevo de la Bendición que trae una buena amistad con Dios.

 

FacebooktwitterrssyoutubemailFacebooktwitterrssyoutubemail

twittermailtwittermail

Artículos Relacionados

Los peores momentos para comer que desencadenan una mala salud metabólica

admin2

José Eduardo Derbez y Paola Dalay festejan el baby shower de su bebé ¡Los Derbez asistieron! ¿Y Victoria?

admin2

ESTRELLAS DE NAVIDAD 2023: IDEAS DE DECORACIÓN Y CÓMO HACERLAS PASO A PASO

admin2